Para ponerse en contacto con nosotros o concertar una cita, le sugerimos llamar al siguiente teléfono:



 

Telf.  655 546 207

grupo@sinadicciones.es



Centro Sanitario Nº12161 acreditado por la Conselleria de Sanidad

Centro recomendado por CETECOVA

"HOY COMIENZA EL CAMBIO" 

En directo todos los miércoles de 18:00 a 19:00 hrs en la 88.8 FM

Saber hacer elecciones

G.SINadicciones en Redes Sociales

Hace unos meses, me encontraba tan perdida que lo único que sabía era que necesitaba ayuda, y doy gracias por eso, porque es lo único que tenía claro. Había tocado un fondo tan oscuro, que nada de lo que me dijera a mi misma, ni de lo que me decía la gente que me quiere, me servía para salir.

Tenía muchos problemas emocionales, y estaba tan abrumada que no podía con todo. Cada día, me levantaba esperando solo el momento de volver a meterme en la cama otra vez. No podía concentrarme en las cosas del día a día, pero tampoco acertaba a resolver nada de lo que me estaba obsesionando.
La primera vez que fui a terapia, creo que no paré de llorar, y de decir que iba a hacer todo lo que me dijeran. Iba pidiendo ayuda a gritos. Visto desde ahora, creo que aún tenía que haber obedecido mucho más todas las indicaciones que me iban dando, porque me hubieran ahorrado bastante tiempo y muchos disgustos.
Pero el caso es que ahora, he conseguido darme cuenta de que veía "problemas" donde en realidad no los había. Un problema es algo que tiene solución, y algunas de las cosas que me preocupaban por desgracia no la tenían, y yo estaba empeñada en encontrarla.
He aprendido muchas cosas desde entonces, pero he necesitado que me ayudaran a darme cuenta de casi todas, aunque parezcan muy obvias. Cuando estaba tan desbordada, no podía ver nada.
He aprendido que hay cosas que no está en nuestra mano solucionar, y que lo único que podemos hacer es aceptarlas y seguir adelante con el mejor ánimo que podamos, por nosotros mismos, y por las personas a las que queremos y nos quieren. 
He aprendido a separar bastante bien lo que es MI VIDA y mis circunstancias, de las de los demás, por muy cercanos que estén a mí. Cada uno es responsable de sus actos, y de las consecuencias que tienen en sus vidas. Mi opinión no tiene porqué ser la buena. 
He aprendido que cuando eliges algo, lo que no eliges te hubiera llevado a otro sitio, por otro camino, y a aceptarlo, porque seguir adelante es más difícil cuanto más piensas en ello.
También he aprendido a perdonarme por no hacerlo todo bien, porque algunas cosas sí que las hago, y a pensar un poco en mi misma al menos tanto como en los demás.
Antes creía que eso no estaba bien, y me he dado cuenta de que no podemos transmitir nada bueno a nadie, si no nos sentimos bien nosotros. Podemos intentarlo, pero los demás lo notan.

He encontrado un equilibrio para llevar mi vida, que aunque frágil, espero no volver a perder y que vaya haciéndose más fuerte con cada cosa que aún me queda por vivir. Las cosas van poniéndose en su sitio, y vuelvo a disfrutar el día a día, a pesar de lo pasado.

 

Mi estado personal en este momento es muy bueno, no tiene nada que ver con el estado en que me encontraba hace 6 meses. Ahora mismo tengo mucha confianza en mí mismo, me encuentro muy sano y fuerte físicamente, mi estado mental también ha cambiado mucho a mejor pues antes solo estaba preocupado porque no me pillaran las mentiras que a diario decía a todo el mundo que me rodeaba. El tema del consumo lo tengo apartado de mi vida y es algo de lo que estoy muy orgulloso. Mi manera de ser y de estar con la gente que me importaba no era la adecuada pues siempre actuaba para sacar mi interés bien fuera personal, económico, para consumir etc. Todo eso ahora no forma parte de mi manera de ser, creo que mi comportamiento en todos los aspectos negativos de mi vida que antes formaban parte de mi pasado han cambiado radicalmente, me siento muy contento con los cambios que tengo en mi vida desde que estoy recuperado de mi adicción, sobre todo los cambios que influyen en mi vida familiar con mi mujer y mis hijos, pues antes no veía nada más que lo que me interesaba y tenía a mis seres más próximos y queridos bastante desatendidos. Estoy muy agradecido a la gente que me ha ayudado y apoyado en todo momento, pues creo que si ellos seguramente mi vida actual no sería la misma. He conseguido hacer cosas que antes no hacía, puedo conseguir prácticamente todo lo que me propongo y creo que es por tener una tranquilidad y una visión de las cosas que antes con el consumo no veía o no creía capaz de hacer. En definitiva se que todavía no puedo relajarme respecto de algunos temas relacionados con mi pasado pero hoy por hoy solo pienso en el presente y el futuro que me espera y siempre sin olvidar el pasado para no volver a cometer los mismos errores.