Para ponerse en contacto con nosotros o concertar una cita, le sugerimos llamar al siguiente teléfono:



 

Telf.  655 546 207

grupo@sinadicciones.es



Centro Sanitario Nº12161 acreditado por la Conselleria de Sanidad

Centro recomendado por CETECOVA

"HOY COMIENZA EL CAMBIO" 

En directo todos los miércoles de 18:00 a 19:00 hrs en la 88.8 FM

Saber hacer elecciones

G.SINadicciones en Redes Sociales

¿Qué entendemos por Patología Dual?

La Patología Dual también conocida como Dual Diagnosis, Trastorno Dual, Condición Dual o Dualidad se refiere a la Comorbilidad, concurrencia o concomitancia de un diagnóstico psiquiátrico mayor (en el Eje I y/o Eje II, según el DSM-IV TR), con un trastorno adictológico, generalmente en el orden del consumo patólogico y la dependencia. Sin embargo, este término ha adquirido múltiples connotaciones, pudiendo significar en su sentido más puro para ambos diagnósticos el hecho de ser independientes y ocurrir de forma simultánea y también que el síndrome psiquiátrico puede haber sido inducido por el consumo de drogas o ser secundario a un proceso de automedicación con drogas o bien anteceder al consumo de sustancias. (Nanni, 2009).

 

La patología dual constituye un problema de gran relevancia debido a su elevada prevalencia, las implicaciones clínicas y pronósticas que conlleva, las dificultades de manejo de estos pacientes, los elevados costes sociosanitarios que genera y la necesidad de un abordaje multidisciplinar para su tratamiento. (Jiménez, Bagney, Peñas, Gómez y Aragüés, 2010).

 

Trastorno psiquiátrico primario y trastorno por uso de sustancias secundario

 

En este modelo, el trastorno el trastorno psiquiátrico es primario y el trastorno por uso de sustancias, consecuencia del mismo. En un subgrupo de pacientes, la conducta de consumo de sustancias puede considerarse una forma de automedicación para el trastorno psiquiátrico (Khantzian, 1985).

 

La característica principal del trastorno psiquiátrico  con un uso de sustancia secundario es que l primero aparece en un momento de la vida del paciente en que no consume sustancia alguna.

 

Trastorno por uso de sustancias primario y trastornos psiquiátricos secundarios

 

El trastorno por consumo de sustancias (dependencia o abuso-9 constituye el trastorno primario, considerando que los síntomas psiquiátricos aparecen como consecuencia del consumo de sustancias. Las secuelas psiquiátricas pueden presentarse en tres contextos diferentes: asociadas a las manifestaciones agudas de la abstinencia de la sustancia y a un consumo prolongado de la sustancia. Respecto a las dos primeras situaciones, la intoxicación y la abstinencia de la sustancia, los síntomas psiquiátricos aparecen durante su consumo o retirada o disminución de la dosis.

 

En algunos casos puede presentarse un conjunto de síntomas psiquiátricos y entonces se efectúa el diagnóstico de síndrome mental inducido por sustancias como por ejemplo, el trastorno del estado de ánimo por abstinencia de cocaína. El consumo prolongado de sustancias puede ocasionar una alteración permanente del sistema nervioso central, lo que da como resultado un síndrome psiquiátrico que persiste mucho tiempo después de desaparecer las manifestaciones agudas del uso de la sustancia.

 

La característica principal de este modelo es la presencia de un periodo en el que se consume la sustancia de manera significativa, y que precede al desarrollo de los síntomas psiquiátricos.

 

Dualidad primaria (trastorno psiquiátrico primario y trastorno por uso de sustancias primario)

 

En este último modelo, el trastorno psiquiátrico y el trastorno por uso de sustancias  son independientes y no se relacionan inicialmente. Sin embargo, ambos trastornos pueden interactuar, potenciándose entre ellos.

 

El diagnóstico de dualidad primaria se efectúa por exclusión. Cuando un paciente presenta sintomatología psiquiátrica y de uso de sustancias, debe considerarse en primer lugar la posibilidad de que se trate de uno de los modelos ya indicados anteriormente, puesto que es más probable que los síntomas psiquiátricos y de uso de sustancias estén relacionados. La hipótesis de dualidad primaria puede, por tanto, aplicarse en los pacientes en los que los síntomas psiquiátricos y por uso de sustancias presentan un curso independiente, es decir, con periodos en los cuales únicamente se presentan síntomas psiquiátricos en ausencia de uso de sustancia, o bien, abuso de sustancia sin sintomatología psiquiátrica.  El tratamiento  debe dirigirse a ambos trastornos por igual. (First y Gladis, 1996).