Para ponerse en contacto con nosotros o concertar una cita, le sugerimos llamar al siguiente teléfono:



 

Telf.  655 546 207

grupo@sinadicciones.es



Centro Sanitario Nº12161 acreditado por la Conselleria de Sanidad

Centro recomendado por CETECOVA

"HOY COMIENZA EL CAMBIO" 

En directo todos los miércoles de 18:00 a 19:00 hrs en la 88.8 FM

Saber hacer elecciones

G.SINadicciones en Redes Sociales

Terapia Cognitivo Conductual

La terapia Cognitivo-Conductual, es una de las escuelas de Psicoterapia más antiguas. Se define por su modelo de naturaleza humana y su metodología.

 

Por ello, consideramos que nuestra personalidad, es el resultado de nuestras experiencias. No nacemos con una personalidad definida, el proceso de aprendizaje continúa día a día. Aprendemos siendo niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos.

 

Esto incluye también los problemas psicológicos. Un problema psicológico, en esencia, es el resultado de un mal aprendizaje y/o la ausencia de un buen aprendizaje.

 

La Psicología ha demostrado que se puede aprender de varias formas: Asociación, Modelos, Refuerzo Positivo y Refuerzo Negativo.

 

Todos los comportamientos se aprenden por uno o varios de estos procedimientos: estamos con nuestros amigos porque lo pasamos bien (refuerzo positivo), evitamos situaciones o personas desagradables porque ese comportamiento nos elimina el malestar de tenerlos que soportar (refuerzo negativo), aprendemosa jugar al tenis, conducir, manejar un ordenador cuando alguien nos enseña (modelado), nos despertamos antes de que suene el ordenador, tenemos hambre a determinadas horas (condicionamiento clásico).

 

Así como aprendemos comportamientos adecuados o que nos sirven para vivir cómodamente, también aprendemos comportamientos que nos hacen daño.

 

Así pues aprendemos a tener miedo, tristeza, enfado, adicciones y cualquier otro problema emocional.

 

Los problemas emocionales son conductas aprendidas que nos perturban, que no nos sirven para vivir felizmente. Cuando una persona tiene una fobia, una depresión, un problema emocional, no es porque esté enfermo, loco o aomplejado, sino simple y realmente porque ha aprendido a comportarse de esa forma.

 

De la misma manera y siguiendo los mismos principios de aprendizaje, una conducta puede desaprenderse y ser sustituida por otra.

 

La adicción a las drogas y los fenómenos de craving también se han asociado a procesos de refuerzo negativo: el sujeto persistiría en el consumo de una droga para evitar o aliviar la sintomatología de abstinencia, que es invariablemente aversiva, sobre todo en aquellas drogas cuyo síndrome de abstinencia es fisiológicamente muy acusado.

 

Ejemplo: Si una persona consume cualquier droga para combatir cualquier dolencia física o emocional tenderá a repetir cada vez que le vengan estos síntomas dolorosos.

 

Nuestro primer objetivo es romper el automatismo psicológico que lleva a la conducta adictiva. Estas conexiones se ven más claramente en los escenarios externos.

 

El segundo objetivo es cambiar, controlar y dominar estados emocionales (negativos) que actúan como disparadores de la conducta adictiva.

Aquí se necesitan intervenciones más complejas destinadas a superar problemas más básicos: depresión, miedos sociales, enfado, dificultades sexuales, ansiedad, frustración, soledad, problemas de pareja…

 

(Sevillá, J. y Pastor, C.)